Para qué sirve el cardo mariano

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Gracias a los múltiples beneficios y propiedades del cardo mariano, esta planta es una de las más utilizadas en la medicina alternativa, sobre todo en los casos de problemas hepáticos.

En nuestra sección sobre cómo usarlo te detallamos los diferentes métodos de preparación que comentamos a continuación.

 

Usos medicinales

Entre sus múltiples usos medicinales y estéticos, el cardo mariano destaca por ser un gran protector y regenerador natural del hígado. Uno de sus componentes, denominado silimarina, es el encargado de luchar contra las sustancias tóxicas que deterioran este órgano tan importante para el cuerpo humano.

 

Enfermedades hepáticas

El hígado es uno de los principales órganos, no solo por sus dimensiones (mide 10 centímetros aproximadamente y pesa alrededor de 1,5 kilos), sino sobre todo por la multitud de funciones que realiza en nuestro organismo. Además, es el único órgano capaz de volver a regenerarse por sí mismo.

Algunas de las funciones básicas que realiza el hígado y que son esenciales para nuestra salud son:

  • Elimina las toxinas de la sangre.
  • Transforma los alimentos en energía.
  • Produce la bilis necesaria para hacer la digestión.
  • Ayuda a controlar los niveles de glucosa, grasas, colesterol, etc.

Dado el gran protagonismo de este órgano en nuestro cuerpo, si padece algún daño o enfermedad, repercutirá de forma notable en el estado anímico. Así, los síntomas más notorios que indican que algo está fallando en el hígado son: cansancio o fatiga, mala digestión, abdomen hinchado, ojos y piel amarillentos, orina de color oscuro, estreñimiento, fiebre, erupciones cutáneas o dolores de cabeza frecuentes.

Las enfermedades hepáticas pueden estar originadas por diferentes motivos y tienen distintas consecuencias según el tipo: hepatitis (A, B, C), hepatitis alcohólica, cirrosis, cáncer, hemocromatosis, hígado graso, ictericia, hepatitis autoinmune, ascitis, etc.

Hepatitis crónica: muchos especialistas aconsejan consumir cardo mariano en comprimidos para mejorar el funcionamiento del hígado. La dosis recomendada en estos casos es de 140 mg tres veces al día.

Problemas hepáticos leves: para proteger el hígado y prevenir el desarrollo de enfermedades más graves, el consumo puede limitarse a comprimidos de 140 mg dos veces al día coincidiendo con las comidas principales.

Daños en el hígado causados por antibióticos: para contrarrestar los daños producidos después de un tratamiento con medicamentos, es recomendable tomar una infusión 3 veces al día, preferentemente por la mañana en ayunas, 30 minutos antes de la comida del mediodía y por la noche antes de dormir.

Otras aplicaciones medicinales

Resaca: el cardo mariano, en combinación con el diente de león, es uno de los mejores remedios para eliminar las toxinas después de haber injerido alcohol en exceso. Para que el cuerpo se restablezca de nuevo, es aconsejable tomar el cardo mariano en tintura.

Diabetes: según diferentes estudios realizados en personas con diabetes tipo 2, después de tomar 200 mg de cardo mariano 3 veces al día durante 4 meses, se produce una bajada importante de los niveles de glucosa en sangre.

Colesterol alto: gracias a la principal sustancia que contiene el cardo mariano, éste actúa como un potente antioxidante y además, contiene ácidos grasos insaturados que ayudan a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos. Se pueden tomar entre 250 y 400 mg en comprimidos al día, o bien una o dos cucharadas de extracto líquido a diario.

Cálculos biliares: tomar dos o tres infusiones al día de cardo mariano y saponaria durante dos semanas. Antes de comenzar un nuevo ciclo hay que descansar una semana aproximadamente.

Alergias respiratorias: se recomienda tomar comprimidos de 140 mg tres veces al día.

Problemas digestivos: para disminuir la pesadez, la indigestión o incluso los gases que se producen durante las digestiones, es aconsejable tomar una infusión de cardo mariano después de cada comida.

Insuficiencia venosa: para activar la circulación sanguínea es preciso cocer los frutos de cardo mariano y con el líquido resultante, frotar sobre la zona afectada.

Hemorragias nasales: con la decocción de los frutos de cardo mariano se consigue un líquido que debe aplicarse de forma externa con compresas.

Hemorroides: tomar infusiones de cardo mariano, junto con cola de caballo, ortiga dioica y bolsa de pastor.

Reglas abundantes: para reducir el sangrado en las menstruaciones, es recomendable tomar 3 infusiones al día, durante dos días, compuestas de cardo mariano, agallas de ciprés y flores de ortiga muerta. Además, el cardo mariano también es beneficioso para aliviar los síntomas menstruales, ya que mejora la circulación de la zona genital.

Úlceras y llagas: aplicar apósitos sobre las zonas afectadas con el té del cardo mariano. Esta preparación también se puede utilizar para lavar la herida.

Hipotensión: tomar una infusión de hojas secas de cardo mariano cada hora hasta notar que la tensión se regula.

Pancreatitis: beber dos infusiones al día.

Estreñimiento: el cardo mariano también actúa como laxante natural, tomándolo en comprimido, infusión o en tintura.

Degeneración cerebral: algunas enfermedades, como la isquemia, pueden evitarse tomando cardo mariano. Algunos de sus componentes actúan combatiendo los radicales libres, principales causantes de la pérdida de salud cerebral.

Picaduras: el cardo mariano es un buen protector ante las picaduras de insectos e incluso serpientes.

Fiebre: tomar infusiones de forma periódica ayuda a bajar la temperatura corporal.

 

Usos estéticos

Envejecimiento de la piel: para nutrir y rejuvenecer cualquier tipo de piel, es recomendable tomar entre una y tres cucharadas pequeñas al día de aceite de cardo mariano. Su alto contenido en vitamina E le confiere un gran poder antioxidante.

Acné: a nivel interno, el aceite puro de cardo mariano está indicado para prevenir los puntos negros y espinillas gracias a sus cualidades depurativas.

Celulitis: el cardo mariano influye en la aceleración sanguínea, por lo que es un buen remedio para reducir la celulitis, tanto aplicándolo a nivel externo en forma de aceite puro como tomándolo en infusión o en comprimidos.

Adelgazar: dado que el cardo mariano tiene una función desintoxicante, es un perfecto aliado en las dietas de adelgazamiento.

Caída del cabello, canas y caspa: el cardo mariano y el diente de león son dos plantas muy ricas en hierro, por lo que para fortalecer el pelo es conveniente comer sus hojas frescas, por ejemplo, en ensaladas.

Psoriasis, dermatitis, eczemas y otras afecciones de la piel: para tratar las pieles atópicas también es importante hacerlo desde el interior y por ello, el cardo mariano es una de las plantas más utilizadas en estos casos gracias a sus propiedades depurativas, calmantes y antiinflamatorias.

 

Usos en animales

Jilgueros y canarios: el cardo mariano, junto con otras plantas, se suele utilizar en forma de semillas como parte de una alimentación natural para este tipo de aves. Los efectos más destacados que se consiguen en estos pájaros son la estimulación del apetito, la protección del hígado frente a agentes químicos externos y el mantenimiento del equilibrio intestinal.

Perros y gatos: el cardo mariano tiene los mismos beneficios en animales de compañía que en el caso de los humanos. Para ayudar en casos de hepatitis u otras enfermedades del hígado, la dosis recomendada es una cuarta parte de una cuchara pequeña por cada 9 kilos de peso del animal, repartiéndola durante 3 o 4 veces al día. En cualquier caso, siempre es importante seguir las indicaciones de las etiquetas del producto y las recomendaciones del veterinario.

El contenido de esta página web tiene un carácter meramente informativo y en ningún caso reemplaza las indicaciones de un profesional de la salud. www.cardomariano.es no se responsabiliza de las consecuencias ocasionadas por la automedicación. Automedicarse puede tener graves consecuencias para su salud.

 

El contenido de esta página web tiene un carácter meramente informativo y en ningún caso reemplaza las indicaciones de un profesional de la salud. www.cardomariano.es no se responsabiliza de las consecuencias ocasionadas por la automedicación. Automedicarse puede tener graves consecuencias para su salud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies